Viernes, 11 de abril de 2008
Publicado por Vinxen @ 19:39
Comentarios (0)  | Enviar

 

Todos conocemos las múltiples formas que Alonso tiene de celebrar sus victorias: pajaritos (que en si no son los pajaritos, sino un gesto de un personaje de una serie infantil llamada El Chavo del Ocho), la grulla, etc… las cuales, visto como discurre el campeonato y el escaso rendimiento del R28 tardaremos tiempo en ver. Pero, si recuerdan bien, me dejo otra forma de celebración, el Ave Fénix. El Ave Fénix representa fielmente el carácter de Alonso, así como su forma de pilotar y de desenvolverse por los circuitos. Pues bien, por mucho que critique Fisichella, que la prensa británica se cebe con él, que las mejoras del R28 no lleguen de inmediato (porque llegarán, tarde, pero lo harán)….Alonso intentará resurgir cual Ave Fénix de sus cenizas, demostrando el talento que avalan dos campeonatos del mundo, con un coche que tampoco era de lo más veloz de la parrilla. Confiemos pues en Renault, en las mejoras de Barcelona y en que las manos de Alonso nos devuelvan, aún más si cabe, una pasión renovada por la F1. Sin despreciar, ni mucho menos, a otros pilotos, que con su forma de conducir nos hacen vibrar cada gran premio, como Kubica, Heidfield, Raikkonen, Vettel, Rosberg,… demostrando que la F1 es un deporte de caballeros y no de niñatos.


Huilp


Comentarios