Domingo, 18 de mayo de 2008
Publicado por Vinxen @ 23:13
Comentarios (0)  | Enviar

El Gran Premio de Turquía, aún siendo muy previsibles sus resultados, nos dejó un buen sabor de boca, sobretodo con la espectacular salida que protagonizó Alonso, haciéndonos recordar grandes inicios de carreras, tales como la de Hungría 2006 o Indianápolis. El incidente de la salida estuvo en las manos de Fisichella, el cual se merendó al Williams de Nakagima.


Por lo demás, dominio aplastante de los Ferrari, teniendo como segunda potencia a los McLaren, aunque el incidente que tuvo Kovalainen en los primeros compases de carrera le impidió demostrar que ya está completamente recuperado de su accidente del pasado GP de España.

Próxima cita, Mónaco. Allí les espera a los pilotos el glamour que envuelve al Principado, así como la dura Santa Devota, la Rascasse o la curva del Hotel. Todo espectáculo y competición, donde, este año, las manos del piloto son fundamentales.



Vinxen ´08 & Huilp
Comentarios